jueves, 2 de agosto de 2018

DIFERENCIA ENTRE LIMPIEZA DENTAL BÁSICA, AEROPULIDOR O CURETAJE






 Hay una tendencia a confundir estos términos, puesto que aunque son diferentes entre sí, guardan relación debido a que el objetivo de cada uno de ellos es eliminar la placa bacteriana y el sarro acumulado.

La Limpieza dental es un término bien conocido y muy reclamado en cualquier clínica dental, aunque cada caso es distinto y el profesional debe determinar un tratamiento a seguir.

LIMPIEZA DENTAL.

La recomendación de los odontólogos es la de realizar una limpieza dental una o dos veces al año en función de la higiene oral que se realiza en casa. Por otro lado, también permite eliminar las manchas que el café y algunos alimentos hayan podido producir en la superficie dental.

La limpieza de la placa de nuestros dientes comprende dos fases:

- Se realiza un raspado en las caras y espacios interdentales mediante el uso de unas pequeñas curetas de acero.

- Una vez completado el raspado se utilizará una pasta profiláctica para terminar puliendo las superficies dentarias.

LIMPIEZA CON AEROPULIDOR Y SPRAY DE BICARBONATO.

En la clínica Dental Trajano intentamos ofrecerles a nuestros pacientes los tratamientos  más adaptados a sus necesidades, para ello contamos con distintas opciones de limpieza dental con lo último en aparatología.  

Contamos con un instrumental llamado aeropulidor de bicarbonato, que expulsa bicarbonato en spray que elimina las manchas y el sarro no cristalizado en los dientes de nuestros pacientes. Con esto se consigue mayor brillo en el esmalte y un blanco más natural en nuestra boca.

La sensación para el paciente durante el tratamiento es indolora, rápida y cómoda. El  resultando en el paciente es de limpieza y dientes más blancos. Esto es por la eliminación de manchas y sarro que no se logra con el cepillado diario en casa.

CURETAJE.

La  principal diferencia que mantiene respecto a la limpieza dental estriba en el área en que se realiza una y otra. Mientras que la limpieza dental se realiza sobre el cuello dental, los espacios interdentales y la línea de la encía, el curetaje implica la parte interna del periodonto que está por debajo de la línea de la encía.

Es posible que en el momento de realizarse una limpieza dental o un tratamiento odontológico cualquiera se detecte la existencia de lo que se denominan bolsas periodontales (acumulaciones de placa bacteriana bajo la línea de las encías) y éstas pueden llegar hasta la raíz.

Por tanto, el curetaje se realiza precisamente para eliminar las bolsas periodontales, la placa bacteriana y el sarro que se encuentren por debajo de la línea de las encías.

El instrumento que se utiliza es la cureta, con el que se accede al interior de la encía y se procede a raspar las raíces del diente y extraer el sarro. Al finalizar esta limpieza dental profunda la encía volverá a adherirse al diente, aunque es posible que inicialmente se presente alguna molestia como la sensibilidad a los cambios de temperatura (frío y calor) y sangrado leve del periodonto.

Nuestra recomendación es que acudas de manera regular al dentista para que revise tus encías y dientes y así determinar qué tipo de limpieza necesitas ya que todos no somos iguales ni padecemos las mismas enfermedades.

jueves, 12 de julio de 2018

ODONTOLOGÍA NATURAL

ODONTOPEDIATRÍA


ORTODONCIA

  • + INFORMACIÓN





  • IMPLANTES DENTALES


    CARILLAS DENTALES

    LA IMPORTANCIA DE UN BUEN CEPILLADO DENTAL







    ¿Por qué es importante cepillarse los dientes?

    - Mejora el aliento.
    - Evita la Aparición de caries
    - Pérdida de dientes
    - Evita dolores agudo.

    Cepillarse los dientes regularmente es muy importante, ya que la placa bacteriana se forma continuamente. A parte de la frecuencia de cepillado, también es importante la técnica que utilicemos, ya que, si no es muy buena, no cumple la finalidad del cepillado e incluso puede dañar los dientes e irritar las encías.

    Tener una buena higiene bucal, contribuye a nuestro bienestar general y evita molestias y enfermedades, por lo que es muy importante que el cepillado forme parte de nuestra rutina al levantarnos, acostarnos y después de cada comida.

    Claves de un buen cepillado

    1. Reemplazar el cepillo periódicamente. Lo normal es cada 2-3 meses, o cuando se desgasten los filamentos, para mantener su eficacia en la limpieza.

    2. Ajustar el tamaño del cepillo a la edad de la persona.

    3. Mango ergonómico. Para facilitar el movimiento y tener mayor control.

    4. Cepillado suave y cuidadoso para no dañar las encías.

    ¿Cepillo manual o eléctrico?

    El tipo de cepillo no influye en la eficacia del cepillado. La elección de uno u otro dependerá de las preferencias de cada persona. Usemos uno u otro, tenemos que mantener la presión adecuada al realizar el cepillado, suave, al igual que el tiempo de cepillado (3-4 minutos aproximadamente) y el movimiento o la técnica (movimientos circulares, masajeando la encía).